El murmullo de los estorninos - MilMesetas

¿Somos lo suficientemente inteligentes como para percibir la inteligencia animal?

Frans de Waal

El vuelo de un ave cruza el cielo, su canto se hace eco entre una constante repetición de murmullos y cantos. El ave de pronto se hace nube y al encuentro con su semejante se convierte en una enorme ola del viento de multiples facetas y diversos tamaños. El cielo entonces canta, murmulla: comienza la danza de los estorninos.

El murmullo de los estorninos es la danza inefable de estas pequeñas aves que vuelan en perfecta sincronía al fluir del viento, andantes de un lado a otro y en diversas direcciones su vuelo fluye en impecable armonía a un ritmo que sólo ellas son capaces de comprender.

Fuente: https://culturainquieta.com/es/inspiring/item/17846-la-danza-de-los-estorninos-en-cinco-minutos-evocadores.html

Ante nuestros ojos ya no vemos un ave, sino una enorme nube que danza y toma multiples formas miméticas de la naturaleza. Ante nuestros oídos ya no escuchamos el canto de un ave sino el murmullo del cielo, un canto homogéneo y a la vez caótico de un lenguaje desconocido para nosotros. Frente a nuestra mirada aquel pequeño animal que en la mayoría de ocasiones representa para el hombre “algo” insignificante pasa a convertirse en un enorme cuerpo-animal. Una enorme ave polifacética.

El animal-pájaro como lo conocíamos se nos ha esfumado. Se nos ha hecho enigma como lo ha sido siempre. El ave se ha metamorfoseado en un gigantesco cuerpo-animal, en un superorganismo que surge y desaparece. Es demasiado ingenuo pensar que lo que observamos y escuchamos frente a nosotros es sólo una bandada de aves, de la especie Sturnur vulgaris, de la familia de los estorninos. El ave que conocíamos ha desaparecido, se ha disuelto en esa múltiple interconexión. Un nuevo animal ha surgido de esa unión.

Fuente: https://culturainquieta.com/es/inspiring/item/17846-la-danza-de-los-estorninos-en-cinco-minutos-evocadores.html

En esta singular danza se involucra por completo la naturaleza del estornino, es un darse a la unidad desconocida por los hombres, es un fundirse “uno” para bailar con el viento, es entregarse por completo a su naturaleza. En la unidad hecha por los estorninos y que simulan enormes esculturas en movimiento se presenta también una degradación por completo de su individualidad, cada ave como ente individual pasa a formar una interconexión con los otros en el que se funde su identidad. Un proceso de simbiosis ha comenzado y cada organismo se asocia para formar una estructura y organismo completamente nuevo. Los estorninos danzan el desfondamiento de su identidad.  

Fuente: https://www.investigacionyciencia.es/blogs/medicina-y-biologia/106/posts/el-comportamiento-de-bandada-en-las-aves-18226

Estando ahí mirando aquél fenómeno, nosotros, la presencia del hombre, pasa a ser ahora la insignificante. Desde nuestra óptica humanista-antropocéntrica pensaríamos que somos nosotros los que estamos proyectando nuestro haz de sentido a ese acto que responde a una mecanización instintiva de las aves, pero en ese juego: entre la mirada y la parvada hay un mundo de sentido y sinsentido que se nos escapa, somos incapaces de comprender el desenvolvimiento de aquél maravilloso fenómeno que solo podemos interpretar como un hermoso “espectáculo” de la naturaleza.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/10/141027_estornino_aves_danza_lp

Hay cosas en la naturaleza que por más que intentemos darle una explicación científica o racional nos resulta difícil comprender que en el fondo se guardan aspectos que no logramos descifrar. Aunque algunos expertos en aves afirman que aquel fenómeno responde a un instinto de protección: los estorninos se juntan para ahuyentar a sus depredadores. Aún no se tiene certeza sobre el por qué y el cómo se logran coordinar cientos o miles de individuos en un solo movimiento.

Se piensa que esta coordinación se genera a partir de una especie de magnetismo entre cada individuo en donde hormonas parecidas a la oxitocina son las encargadas de tejer y mantener esta unión. La oxitocina en los mamíferos es la hormona que ayuda a establecer los lienzos afectivos entre individuos, esta hormona:

está directamente relacionada con el placer y el afecto, ya que ayuda al cerebro a sentir cariño por las personas que componen nuestro entorno, permitiendo sentir hacia ellas lo que no sentimos hacia los desconocidos. 1

Fuente: https://www.lavanguardia.com/natural/20200101/472666862356/estorninos-tinen-negro-cielo-emporda.html

La “danza” es algo que en ocasiones asociamos solamente a lo humano pero eso es totalmente erróneo. Se nos ha olvidado que nosotros, humanos errantes, hemos aprendido a danzar de los demás animales y la naturaleza, así como también quizá hemos olvidado a reconocer nuestra interconexión y semejanza con nuestro entorno y los demás seres vivos.

Fuentes:

  1. https://www.davila.cl/oxitocina-la-hormona-del-amor/

https://www.investigacionyciencia.es/blogs/medicina-y-biologia/106/posts/el-comportamiento-de-bandada-en-las-aves-18226

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/10/141027_estornino_aves_danza_lp

Fuente de la imagen: https://culturainquieta.com/es/foto/item/18087-cuando-los-pajaros-pintan-el-cielo-un-cautivadora-serie-fotografica-del-murmullo-de-los-estorninos.html

Déjanos un comentario