Sobre la luz en el día de Muertos - MilMesetas

En el Día de los muertos, en mi pueblo natal, la luz se resignifica.

Los Panteones se iluminan con flores y velas, se canta y se baila.

Las calles se llenan de pequeñas fogatas, para iluminar las veladas.

En las casas se abre paso un camino de pétalos de cempasúchil y 

en las puertas se pone el farolito de carrizo que hará de guía.

El altar también se ilumina con frutas, pan, papel picado, veladoras y 

una que otra golosina.

Pero lo más interesante es cómo la luz se enciende en nosotros,

en nuestros pensamientos y nuestros corazones la luz del recuerdo

toma lugar y se sienta a observar; ése es el significado de la luz

del día de muertos, primero se enciende en nosotros para que  

la encendamos en todo lo que hagamos durante esta celebración.

Porque todavía queremos compartir, todavía amamos y añoramos

a los que ya no están, por eso queremos celebrar.

El día de muertos nos ilumina de muchas maneras y revive el fuego interior

de todos para vivir el amor, la añoranza, el recuerdo y el misticismo 

de toda la vida y muerte que hay en nosotros.

En estas fotografías retraté la luz en algunas de sus formas para intentar compartir el significado de esta celebración. Espero que iluminen los recuerdos del espectador.

Milpa Alta, CDMX

Déjanos un comentario