El silencio del arconte - MilMesetas

A la memoria de Norberto Rodríguez

Sobre la oficina se yerguen mis archivos

el papelerío indómito con las estancias en la tierra

el acecho sobre los sedimentos   los paisajes

sed de silencios arrasados

bajo el acorde absoluto de mi vida

En nombre de su resplandor bendito

doy las gracias al silente instante

que hasta las horas embravecidas de septiembre

acompañó las voces de estos cientos de carpetas

de colores marchitos

folios   fotos    legajos inéditos

callados expedientes

y otros trazos de la ciudad

hermana de mi historia

El cauce de las hojas se pronuncia

todas esas voces consumen

el tic-tac de la noche

y acaso la letra muerta hunde

el grito del pasado

      cuando mi trabajo día a día

desborda en un punzón de silencios

en una fuga inquisitoria

Por qué archivar vuelve a ser de pronto

tan profundo como salvar o encadenar

Qué vehemente ceniza quedará debajo

de esta morada de verdades

Cuál será la música que acompañe

la noche fúnebre de mi expediente

Qué yo va a quedar hablando

en esos recónditos anaqueles

Cierro mis ojos a este espacio

y quedo ensimismado de soledad

y siento un velo sutil en estos archivos

No voy a creer que me conocen

(a mí por ser

su arconte celestial o terrestre)

no lo voy a creer pero nunca podré

evitar el asombro actual de desplegar

su dicha en el instante de cada consulta

Los archivos son fósiles de un cuerpo ignoto

quizá espectros del pobre deseo

que subvirtió mis manos

ya me ha pasado todo y el tacto no oculta nada       

reconoce aun esa hecatombe de sílabas

grapas y fibras textiles

Archivo           quizá me dijiste en silencio

no pretendas asir la historia

acaricia las frondas del documento

En medio de los monumentos

de este archivo quisiera seguir respirando

mas siento que estos archivos no me necesitan

son otra sombra de existencia

son otro tiempo que me sacrifica

son el muro invisible del pasado

Sin saberlo ya cumplí con mi guardia

Dejé los papeles en orden

      fui el custodio

(un extraño huésped del mundo)

y ya la más íntima proeza

       de mi tiempo

entre los acordes absolutos de la vida

vuelve al origen          vuelve a su archivo.

________________

Fuente de imágenes:

State Library Photograph Collection, 1851-1990

Collection Consilium Europa

Déjanos un comentario